soluciones@grupolsh.com Ir a la Fundación LSH

El Coaching Empresarial: Una herramienta para la Excelencia Empresarial

El Coaching Empresarial: Una herramienta para la Excelencia Empresarial

 “Los tutores, padrinos o mentores como parte de nuestra sociedad han estado presentes desde tiempos remotos en los procesos de aprendizaje de los diferentes oficios o labores, dando respaldo y guía en la apropiación de conocimientos que debe asumir el aprendiz y apoyándolo en las aventuras que debe afrontar dentro de su desarrollo”. 

Las organizaciones actualmente desarrollan actividades de diferente tipo, todas ellas encaminadas al alcance de sus objetivos corporativos, requiriendo para ello mecanismos de control y evaluación constante, los cuales permiten evidenciar los avances de la gestión e identificar en algunas ocasiones desempeños que no llenan las expectativas organizacionales.  

En muchas de estas ocasiones no basta solo con el desarrollo de actividades de motivación, capacitación o rediseño de procesos, ya que el hecho de lograr una transformación a nivel organizacional muchas veces se basa en una serie de laberintos de desempeño que le impiden a la organización encontrar el camino de salida y encaminarse hacia la obtención de los objetivos propuestos, es allí cuando realmente se debe estar dispuesto a la implementación de nuevas estrategias que dinamicen la gestión y con ello el crecimiento corporativo.   

Una de esas estrategias es el empleo de la filosofía COACHING, la cual es una herramienta que permite a los directivos y a sus colaboradores desarrollar la excelencia individual y colectiva en sus ámbitos personales y de habilidades gerenciales.  

Esta metodología aborda determinados hábitos que afectados de manera adecuada permiten el desarrollo exitoso de los equipos de trabajo, motivándolos a contar con un fuerte direccionamiento al logro de objetivos, todo ello mediante un acercamiento del “Coach” (entrenador) tanto a la estructura organizacional como al directivo, identificando los aspectos preponderantes objeto de acción, sus correspondientes aspectos  y cambios a mejorar, para posteriormente coordinar y discutir planes de acción de manera tal que el proceso se desarrolle en un marco de confianza y confidencialidad.  

Es importante entender que el “coach” no se muestra como el experto y dador de alternativas y soluciones a situaciones específicas vivenciadas por una organización, sino como facilitador en la búsqueda de las mismas, partiendo siempre del supuesto que quienes pertenecen a ella podrán aportar al proceso de mejora ya que poseen un conocimiento a fondo tanto del negocio como de la organización, permitiéndoles que “vivencien el juego”.  

Del mismo modo el “Coach” realiza un acompañamiento y un análisis de los individuos que conforman los equipos de trabajo, reconociéndolos como seres humanos articuladores de la gestión de la organización, escuchándolos y observando de forma constante sus comportamientos y actitudes frente a los procesos, actividades y metas, para con ello identificar el impacto de su conducta dentro del equipo y posteriormente mediante conversaciones productivas y un trato interpersonal diseñado para cada uno de los actores del proceso de “Coaching” llegar a modificar sus conductas y reorientar su participación dentro del rol que realiza en la organización.

Fecha de Publicación:10 de junio de 2021
David Hernández Rojas
David Hernández Rojas

Administrador de Empresas, Especialista en Alta Gerencia del Talento Humano, Facilitador y Consultor en Gestión de Organizaciones Solidarias, comprometido con el bienestar de la comunidad y amante de la adrenalina en actividades de tierra y aire.


También te puede interesar leer