soluciones@grupolsh.com Ir a la Fundación LSH

“La Educación Solidaria”: Estrategia para el empalme generacional en el Sector Solidario Colombiano

 “La Educación Solidaria”: Estrategia para el empalme generacional en el Sector Solidario Colombiano

La Educación Solidaria se convierte en la mejor estrategia para la participación real y efectiva de los niños y jóvenes en el modelo solidario y su preparación para el empalme generacional venidero.

El Sector Solidario Colombiano lleva desarrollando sus actividades a nivel económico y social desde los últimos 80 años, siempre comprometido con el desarrollo integral y el mejoramiento de la calidad de vida de sus asociados y familias, esto nos lleva a afirmar que estas comunidades se encuentran conformadas principalmente por personas entre los 40 y 70 años, requiriendo por ello con urgencia de la incorporación al modelo solidario de nuevas generaciones como lo son los niños y jóvenes con el correspondiente diseño de un portafolio de productos y servicios acordes a sus necesidades.

Por ello, esta brecha generacional y la importancia que guarda en el crecimiento y sostenibilidad económica, social y medio ambiental del sector, ha unido a un gran número de organizaciones solidarias, organismos de integración y la Alianza Cooperativa Internacional ACI tanto a nivel nacional como internacional, las cuales hacen una verdadera apuesta para generar en los niños y jóvenes una identidad con la doctrina de la economía colaborativa y cooperativa, partiendo siempre de la implementación de estrategias que se ajusten a las necesidades y expectativas de estas nuevas generaciones. 

Estos esfuerzos buscan promover la participación real y efectiva de los jóvenes en las organizaciones solidarias y la generación de espacios para el desarrollo integral y productivo de la juventud, como lo promueve la Alianza Cooperativa Internacional – ACI en sus postulados hacia este grupo poblacional. 

Este reto requiere generar alternativas de trabajo y espacio recreativo y formativo, desde las cuales fortalecer los valores y principios que enaltecen el quehacer humano y permitan darle un fuerte impulso a la cultura del modelo solidario entre niños y jóvenes vinculados, a través de la aplicación de metodologías y estrategias pedagógicas activas, lúdicas, vivenciales y participativas.  

Esta reserva de energía renovadora que brindan los niños y jóvenes los llevará a convertirse en agentes forjadores del mañana, requiriendo para ello el diseño y articulación de procesos, programas, actividades ordenadas y coherentes a nivel educativo, siempre orientados a la inclusión, transformación y continuidad del movimiento solidario. 

Dentro de esas posibles estrategias a implementar para alcanzar estos ambiciosos objetivos están: 

Podemos concluir que para garantizar la adaptación a los nuevos mercados, culturas, tecnologías, comunicaciones y demás cambios vertiginosos que sufre nuestro movimiento a nivel internacional, requerimos formar una nueva generación de personas que desde temprana edad se identifiquen y vivencien nuestro modelo económico y social, comprometiéndolos a dar continuidad y sostenibilidad en el tiempo y en el mercado a las acciones positivas que se desarrollan como colectivo.

 

Fecha de Publicación:10 de junio de 2021
David Hernández Rojas
David Hernández Rojas

Administrador de Empresas, Especialista en Alta Gerencia del Talento Humano, Facilitador y Consultor en Gestión de Organizaciones Solidarias, comprometido con el bienestar de la comunidad y amante de la adrenalina en actividades de tierra y aire.


También te puede interesar leer